Recordamos el primer Star Wars Battlefront (2004)

Star Wars Battlefront

La saga Battlefront nació de la mano de Pandemic y LucasArts allá por 2004. Ahora recordamos el primer título de la saga

Imperio. Rebeldes. Separatistas. República. Batallas planetarias en Endor, Yavin 4, Bespin… Cuando Star Wars Battlefront llegó a nuestras manos en 2004 (PC, PS2 y Xbox), no imaginábamos un título tan completo en su género. Nunca habíamos experimentado nada igual, y mucho menos en el universo Star Wars. Sí habíamos disfrutado de otros juegos bélicos, pero no con esa frescura y dinamismo de la saga galáctica.

Sin duda, hablamos del inicio de un fenómeno de masas, y es hora de recordarlo como dios manda. ¿Qué lo hizo tan especial? ¿Por qué resultaba tan divertido? Vamos a intentar responder a estas preguntas con un análisis en retrospectiva de sus principales características. ¡Atención, comienza la nostalgia!

En primer lugar, pongámonos en situación. Star Wars Battlefront nació en 2004 de la mano de LucasArts y Pandemic, y pretendía llevar las principales batallas de la trilogía original y las precuelas a nuestras consolas. Cabe decir que lo consiguió, y con nota de sobresaliente. Pudimos revisitar los mundos más icónicos de Star Wars como Hoth o Tatooine, poniéndonos en la piel de soldados imperiales o rebeldes. Quizá, esa idea original de encarnar a los soldados de a pie en vez de los clásicos protagonistas (Jedis y Siths) fue lo que cuajó en la comunidad de jugadores.

La ambientación era espectacular, muy fiel a las películas

Disponíamos de varias clases de soldado: asalto, francotirador, soldado pesado, etc. La estrategia, por tanto, era fundamental para ganar las batallas. Y no solo por la clase que escogieras… El modo principal de juego consistía en conquistar puestos de mando o en acabar con las tropas enemigas para vencer. Por tanto, se daban varias opciones para darle la vuelta a la tortilla. Podías ir perdiendo en número de tropas, pero si lograbas hacerte con todos los puestos de mando tenías la batalla ganada. Además, si tu personaje moría, podías elegir reaparecer en cualquier puesto de mando que perteneciera a tu bando.

Las batallas contaban además con multitud de vehículos controlables (desde un Speeder hasta un AT-AT) y curiosidades como tribus ajenas que participaban en la batalla (por ejemplo, los bandidos Tusken) o diferentes elementos de la saga Star Wars. Si combatíamos en Tatooine, podíamos caer presa de los tentáculos del Sarlacc, o caer indefinidamente por los vacíos de Bespin. Por tanto, era una gozada disfrutar de cada mapa y esos pequeños detalles.

Battlefront

Otro modo que merece la pena mención era Conquista Galáctica. Aquí, dos jugadores se jugaban literalmente el control de la galaxia por medio de la conquista de planetas. El hecho de poseer un planeta te permitía elegir bonificaciones como héroes o villanos que te ayudaran en la lucha, un mayor número de tropas o la opción de destruir un planeta del adversario. De esta manera, la estrategia jugaba de nuevo un papel fundamental. Tengo que admitir que este modo creaba bastante tensión entre los jugadores, aunque por suerte, fue mejorado en su secuela, la cual se merecerá otro artículo aparte.

¿Qué hay del apartado gráfico y sonoro? Pues retrayéndonos a la época de la que estamos hablando, esto es, más de 15 años atrás, eran una auténtica pasada. El hecho de pasar de un planeta helado a uno boscoso, y que todos los elementos fueran fieles a las películas lo decía todo. Quizá algunas texturas merecieran un repaso, pero nada más allá que no se pueda solucionar a día de hoy con un reescalado de la imagen. En cuanto a la banda sonora, se nos ponía la piel de gallina al oír las melodías originales de la saga de películas. No faltaba ningún tema, y todo estaba ambientado acorde al material original. Por mi parte, un diez.

Según el planeta, podíamos jugar en la Guerra Civil Galáctica o en las Guerras Clon

Quizá en términos de dificultad, si me gustaría aclarar que el jugador que controlase al Imperio solía tener las de ganar en muchos casos. Es posible que un ajuste en ese caso igualase más las partidas. Para modos de un jugador como el modo Historia, el título era bastante asequible y podíamos disfrutarlo sin problemas. También disponíamos del modo Acción Instantánea para uno o dos jugadores, donde podíamos jugar tranquilamente en cualquiera de los mapas (algunos disponibles para Guerra Civil Galáctica y otros para las Guerras Clon).

En resumen, ha llovido mucho desde entonces, y seguro que el juego ha envejecido mal en muchos de sus aspectos. Sin embargo, como hemos comentado, los desarrolladores se superaron con la secuela de 2005, la cual comentaré en una entrada posterior, pues hay mucha tela que cortar. Star Wars Battlefront logró sentar unas bases que permanecen a día de hoy. Desde luego, cuando en el E3 de 2013 EA anunció que la saga renacía tras años de parón, se nos pusieron los pelos de punta. Después del Battlefront de 2015 bastante mejorable debido a su escaso contenido, podemos decir que la compañía ha aprendido y se está redimiendo con Battlefront 2 (2017), dotándolo de contenido gratuito durante más de dos años.

Y vosotros, ¿jugasteis al primer Battlefront? ¿Qué recuerdos tenéis? ¡Dejadnos vuestra opinión en los comentarios!

Graduado en Comunicación Audiovisual. Mi sueño sería usar las Arenas del Tiempo para poder redescubrir mis juegos preferidos una y otra vez.

¡Queremos saber tu opinión!

0 0

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse