Repasamos la saga Ghosts ‘n Goblins

¿Qué te hace tan especial Sir Arthur?.

Ahora que están tan en boga las ediciones mini de las primeras consolas lanzadas por Nintendo y que la polémica está servida en cuanto a remasterizaciones o reediciones de juegos para las plataformas actuales, vienen a mi mente las horas pasadas jugando a aquellos clásicos a lo largo del tiempo, en su formato original o en las múltiples revisitaciones que se ha hecho de ellos hasta llegar a la actual generación de consolas.

Si hay un juego fetiche en mi vida y al que he jugado en muy diversas plataformas es el clásico de Capcom Ghosts ‘n Goblins y todos los juegos que le siguieron desde su lejana publicación allá por 1985. Sobre todo quiero hacer referencia a las tres continuaciones oficiales que tiene, además del original, que destacan por mantener el sistema de juego, la ambientación y espíritu.

https://youtu.be/tkGIqnsTuLw

Todavía recuerdo las partidas en los recreativos de mi pueblo, lugar donde descubrí a tantos y tantos personajes, donde dejé volar mi imaginación pilotando naves espaciales o participé en tantos eventos deportivos que brotaban a través de los píxeles de los monitores embutidos dentro de aquellos cajones de madera. Pero entre Phoenix, Galaxian, Pac-Man, Street Fighter, Pang, Bubble Bobble o Snow Bros. brillaba una plateada armadura y una afilada lanza que eran lo único que nos separaba de una muerte segura que solo dejaba tras nosotros una pila de craneo y huesos.

GHOSTS ‘N GOBLINS

En plena era de los plataformas de scroll lateral, donde juegos como Altered Beast o Super Mario Bros destacaban con luz propia, apareció un caballero de brillante armadura, adarga antigua y mucho monstruo a su alrededor. En la mejor tradición de cualquier aventura que se precie, nuestro héroe de nombre Arthur, veía como en la felicidad de su reino su bella y dulce novia era raptada por un demonio alado y todo se transformaba para hacer que los muertos se levantaran de la tierra y fuesen los primeros enemigos a los que podíamos mandar de vuelta por donde habían venido. Cuervos azules, plantas escupe fuego y un pequeño demonio rojo agil como él solo, que ya podía dejarnos en cueros a poco que nos acercáramos, completaban el reparto de aquellos primeros metros que eran necesarios para llegar a la mitad del primer nivel. Porque una de las notas características del juego es que la vida se dividía en dos impactos, el que nos quitaba la armadura y nos dejaba en calzoncillos y aquel que terminaba de rematarnos y nos hacía perder una vida. Y disparar lápidas era sinónimo de la aparición del mago que nos convertía en sapos durante unos momentos.

Siete eran los niveles que debíamos recorrer hasta llegar a la guarida de Astaroth, el demonio que nos había robado al amor de nuestra vida, que no contento con ello, una vez derrotado, nos mandaba al principio del juego de nuevo. La dificultad aumentaba y solo tras volver a enfrentarnos a él de nuevo llegábamos, tras recorrer otra vez los siete niveles, al final feliz del juego.

Solos ante la adversidad, rodeados de murciélagos, pequeños bichitos alados, los gordos rampantes que nos embestían… pero eso sí, armados hasta los dientes no solo con la lanza que era nuestro primer arma sino con la posibilidad de recoger otras como las dagas, el fuego (maldito fuego que poco alcance tenía), el hacha o los escudos arrojadizos.

El juego tiene una dificultad endiablada en algunas fases, los saltos no son del todo precisos pudiendo rectificar en el aire, las caidas al vacio o al agua nos traen una muerte fulminante independientemente de si llevamos o no armadura… En definitiva, un juego muy propio de su origen de máquina recreativa que nos hacía introducir las monedas de veinticinco pesetas para poder continuar y seguir frustando nuestras expectativas de lograr salvar a la princesa Prin-Prin.

Además de aquella versión de salón recreativo Ghosts ‘n Goblins se ha adaptado a multitud de plataformas como Spectrum, Amstrad CPC (la de horas que le eché en mi 464 a aquel cassette que traía una versión muy recortada del juego original), Commodore 64, Commodore Amiga… y los multiples recopilatorios para una cantidad ingente de consolas en las que ha aparecido el título reeditado. Se puede encontrar en el Capcom Arcade Cabinet de PlayStation 3.

 Allí se había narrado el principio de las andanzas del buen Sir Arthur pero había más, mucho más…

GHOULS ‘N GHOSTS

Hubo que esperar tres años hasta que a finales de 1988 apareció la secuela de Ghost ‘n Goblins, retomando el final del primero cuando Arthur recupera a la princesa. Arthur se marcha durante tres años a lomos de su caballo y cuando regresa encuentra que los demonios han regresado. En ese momento todo el mundo se ve sumido en un profundo “sueño” y… ¡tachan!, cuando nuestro héroe despierta se encuentra de nuevo solo, la princesa ha vuelto a desaparecer. No se sabe si ha sido David Copperfield en uno de sus espectáculos de ilusionismo o si Juan Tamariz ha sacado el violín de hacer desaparecer novias pero de nuevo tendremos que buscarla a lo largo de cinco niveles pues ha sido de nuevo secuestrada.

Al igual que el juego original serán necesarias dos pasadas para poder ver el final del juego pues será un arma que obtendremos al completar los cinco niveles por primera vez la que nos permitirá lograr la victoria contra el enemigo final, Loki, un demonio que nada tiene que ver con el dios nórdico hermanastro de Thor. Una vez derrotado la princesa Prin-Prin es traida por un pájaro blanco que porta su cuerpo inerte, mientras su alma que ha quedado libre del rapto de Loki regresa a su gentil y gracil anatomía.

El juego conserva todas las características jugables del anterior aunque añade la posibilidad de hacernos con una armadura dorada que nos va a otorgar poderes especiales en función del arma que portemos en ese momento. A la tradicional lanza, dagas y hacha se une ahora la antorcha (que viene a ser como el fuego del primero pero en lugar de ser roja la llama es azul), la espada y el escudo de Ícaro, además del Psycho Cannon que es el arma que desbloquearemos al final de la primera pasada.

En esta ocasión los magos que salgan tras disparar a las lápidas no nos transformaran en sapos sino en patos o en ancianos con bastón, mermando nuestras capacidades ofensivas durante los segundos que dura nuestra conversión.

Igual que su predecesor también vio la luz en muchas plataformas aparte de las maquinas de salones recreativos, siendo editado (por distintos desarrolladores y diferentes resultados) para Spectrum, Amstrad CPC, Commodore 64, Commodore Amiga, Sega Master System, Sega Megadrive… y multitud de recopilatorios que también lo han llevado hasta nuestros días en diferentes consolas como PlayStation Portable (PSP).

SUPER GHOULS ‘N GHOSTS

La saga presenta por primera vez el lanzamiento exclusivo en consolas de la tercera entrega de las aventuras de Arthur y es una consola de Nintendo la que lo recibe en exclusiva entre 1991 y 1992, depende de las regiones (a Europa no llegó hasta finales de 1992). Lo hace en Super Nintendo aunque después ha sido adaptado y recopilado junto a otros clásicos de Capcom para múltiples consolas como PlayStation 2 y PSP.

Por increible que parezca, que lo es, el tercer juego comienza con una romántica escena en la que Arthur y Prin-Prin están juntos en su castillo cuando una tormenta amenaza con lo peor, los demonios parecen haber vuelto al reino y no solo eso, de nuevo van a secuestrar a la princesa (ya lo dice el refrán, no hay dos sin tres). A estas alturas del cuento más le valdría a Arthur cambiar de mujer pero el amor y su caballerosidad fuera de toda duda se lo impiden y de nuevo se embarcará en la empresa de liberar a su amada de los asperos y escamosos brazos de los malditos demonios.

Como novedades encontramos el doble salto que nos permitirá alcanzar lugares más elevados y controlar un poco mejor esa faceta del juego que son las plataformas, la armadura verde que convierte nuestras armas en elementos buscadores de enemigos y armas nuevas como el arco o la hoz.

Como el resto de la saga se caracteriza por una dificultad considerable que debemos sufrir a lo largo de los ocho niveles (siete más el combate final) de los que consta el juego. Esta vez el villano es el Emperador Sardius, también conocido como Samael. De nuevo tendremos que pasarnos los niveles en dos ocasiones (la segunda pasada más difícil que la primera) porque necesitaremos el Goddess’ Brazalet para derrotarle.

Rescatada la princesa, nuestro héroe y ella regresan a lomos de un caballo blanco a la paz del reino, aunque la imagen final nos desvela un The End? (como en la anterior aventura) que augura una futura continuación.

ULTIMATE GHOSTS ‘N GOBLINS

En septiembre de 2006 llegaba a Europa el último de los juegos de la saga que forman parte de esta reseña histórica. Lo hacía como lanzamiento en exclusiva para PlayStation Portable (PSP) y es uno de los juegos mejor valorados de la consola.

Presumía de ser un juego de plataformas en 2,5D por el uso que hacía de la profundidad de los escenarios en determinados momentos del desarrollo y es el más colorido y detallado de los juegos que hasta ahora han sido comentados.

Esta vez es Hades quien secuestra a la princesa porque es la última descendiente de sangre real y eso se valora mucho en este mundo de fantasia donde los últimos 21 años desde la salida de Ghosts ‘n Goblins no han parado de intentar que la princesa pierda la esperanza y deje a Arthur por otro. Pero es una enamorada empedernida y espera que su caballero vuelva otra vez más al rescate.

Seis niveles y tres posibles finales en función de los anillos que recojamos a lo largo de nuestro periplo por mazmorras, cavernas, bosques o palacios. Solo si conseguimos todos los anillos, treinta y tres, podremos enfrentarnos a Hades y alcanzar el final del juego. Nuevas armas, escudos, armaduras, multitud de magias… un arsenal muy necesario para que Arthur lleve a cabo su empresa, esa con la que ya está familiarizado (lo debe poner en su curriculum fijo).

La dificultad está un poco más ajustada pero sigue siendo endiablada y para manos expertas enfrentarse al modo Ultimate, que retoma las facetas clásicas de la saga de al morir regresar a un checkpoint que bien puede estar al principio del nivel o a la mitad.

Al final, si todo ha ido bien, nos encontraremos con nuestro héroe corriendo a postrarse a los pies de su dama, rodeada de sus doncellas. Después se abrazan y salen a saludar al balcón mientras los subditos del reino vitorean y festejan. Esta vez al final de los títulos de crédito si podemos ver como se dibuja la palabra Fin mientras Arthur deja que la paz envuelva a su pueblo al tiempo que se aleja a lomos de su caballo blanco.

CONCLUSIONES

Tras todo esto sigo sin saber que tienen estos juegos que tanto me gustan, que he comprado en varias ocasiones solo por poder jugarlos en la consola que en ese momento estaba en el mercado. Sencillamente me gustan estos plataformas de corte clásico en los que recoger items, armas y armaduras mientras voy eliminando todo resto de oposición a mi paso. Saltos imposibles, agilidad en el manejo de los mandos y sobre todo mucha diversión aunque también frustración en esa fase que se te atraganta.

Ghosts ‘n Goblins y los juegos que le siguieron siempre ocuparán un grato recuerdo en mi memoria y seguro que si los remasterizan, recopilan o simplemente los cuelgan de una tienda digital los seguiré adquiriendo para, de vez en cuando, poder echar unas partidillas entre demonios, princesa con síndrome de Estocolmo y un caballero de brillante armadura de los que ya quedan muy pocos.

¡Queremos saber tu opinión!

1 0

4 comentarios

  1. Buenísima entrada!

    Se nota en cada párrafo el modo en que te marcó a ti y a toda una generación. Yo pertenezco a otra muy distinta y demasiado de finales de los 90′, pero los videojuegos son como el cine: hay que ver tanto cine actual como a los hermanos Lumiére (1895), y la saga Ghost N’ Goblins son los primeros pasos de este Arte que tanto nos apasiona.

    Contestar
  2. Pedazo de artículo. No entiendo como sagas consagradas como la mencionada Ghost n’ Globins no han tenido una continuidad. Y los casos son infinitos: Metal Slug, Medievil, Spyro…

    Ojalá saquen un juego actualziado a la altura

    Contestar
    • Maldita Castilla EX es todo un homenaje a esta saga de juegos y acaba de ser lanzado para PS4.

      Un saludo compañeros.

      Contestar
  3. pues no te quedan juegos

    Contestar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse