El Poder de la Nostalgia en nuestros gustos

Nostalgia Dragon Ball Kakarot, lo que todos pensamos
Dragon ball Z

Dragon Ball Z: Kakarot es el último título que podríamos catalogar como “nostálgico”

¿Y si Dragon Ball Z: Kakarot te ha gustado más por la Nostalgia que por lo que ofrece como videojuego?

La nostalgia (del griego clásico νόστος [nóstos], “regreso”, y ἄλγος [álgos], “dolor”) es descrita como un sentimiento de anhelo por un momento, situación o acontecimiento pasado. La nostalgia es referida comúnmente como un sentimiento que cualquier persona puede atravesar en cualquier etapa biológica.

Estas son las dos primeras entradas en Wikipedia para el concepto nostalgia. Podemos denominar el segundo ciclo de generación como la generación de los “remakes” y los “remaster”.De lo que no hay duda es de que venden. Hay una gran diferencia, de  remaster (por ejemplo Dark Souls Remastered) a remake (Resident Evil2 Remake). En el primer caso, se aplica suavizado de texturas, adaptaciones a las resoluciones actuales etc. Ya en el segundo caso se rehace el motor gráfico, las mecánicas, juego, y se aprecia bastante nuevo y planteado desde cero.

ImagenRemakes

RE2._Remake_DarkSouls_Remastered

Si hay algo que afecta directamente en el éxito de estos juegos o “relanzamientos”, es el concepto de nostalgia. Mucho se ha comentado de este tema.

Casi cada vez que se remasteriza o “remakea” un clásico, un juego que ha formado parte de nuestra infancia gamer, se habla de la nostalgia. Esa nostalgia nos incita, a desear jugar estos relanzamientos, recordando un juego (en muchos casos) un juego mucho mejor de lo que realmente era.

Ahora nos encontramos con algo diferente. Dragon Ball Z: Kakarot, no es un remaster, no es un remake, pero es un título que le debe mucho a la nostalgia. Coincidiréis conmigo si le habéis jugado que el juego se queda a “un paso” de todo a lo que apuntaba. Es un gran juego, personalmente me ha gustado mucho, relata muy bien la historia, pero como videojuego peca de muchos problemas, empezando por problemas de juegos de hace años que aspiraban a ser buenos mundos abiertos, espacios limitados, misiones secundarias repetitivas y simples…

Pero, como he dicho, el juego lo he disfrutado como un niño pequeño, me ha dado todo lo que quería, han relatado bastante bien la historia, con grandes peros. Pero, también me hace pensar, ¿por qué me ha gustado? ¿Por qué lo he disfrutado? No es por un juego de nuestra infancia, sino por una serie de nuestra infancia.

Considerando serie como otro concepto de entretenimiento muy similar, la nostalgia por nuestra afición a Dragon Ball ha afectado en gran medida (y muy positiva en este caso según mi opinión) a este videojuego.

No es, sino curioso, como el concepto de la nostalgia, puede afectar tanto a juegos tan dispares, de un remaster, a un juego totalmente nuevo como el caso ahora desarrollado.

Dragon Ball Z: Kakarot

¿Estamos condicionados por la nostalgia? ¿Es acaso mala la idea de este acondicionamiento? A nivel personal opino que no, esa nostalgia nos ayuda a disfrutar de sensaciones con contenido que en otro caso, por otra parte, no sería disfrutable. No nos equivoquemos, no hay que aceptar juegos o productos malos por nostalgia.

Creo personalmente que Dragon Ball Z:  Kakarot es el mejor ejemplo para que un juego que no es malo, pero que sin ser una barbaridad, pase a ser un juego disfrutable gracias o a costa de la nostalgia.

Programador informático aficionado a los videojuegos, dame un pad, un sillón y moveré mundos.

¡Queremos saber tu opinión!

1 0

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse