Hoy recordamos… Star Wars: Jedi Power Battles

Jedi Power Battles

Este título recreaba la película Star Wars: La Amenaza Fantasma. Hoy lo recordamos. Así era Star Wars: Jedi Power Battles

¿Fans de Star Wars? ¿Nostálgicos de las consolas de vuestra infancia? Si es así, os damos la bienvenida a este remember de un título clásico donde los haya, aunque desconocido para muchos. Se trata de Star Wars Episode I: Jedi Power Battles, desarrollado por LucasArts. El juego recreaba en 10 niveles la primera película de las precuelas de Star Wars: La Amenaza Fantasma. Estuvo disponible para la primera Playstation, Dreamcast y Game Boy Advance. ¿Cómo era este juego?

En primer lugar, cabe destacar que nos estamos remontando al año 2000. Nuevo milenio, nuevo siglo. El avance tecnológico por aquel entonces ya resultaba brutal, y el terreno de los videojuegos no fue una excepción. Por aquel entonces, encender nuestra consola y disfrutar de historias apasionantes ya tenía otro significado aparte de “jugar a los marcianitos”. Los videojuegos eran más complejos y divertidos. Y si además, llevaban la licencia Star Wars por delante, nos tenían ganados. Es el caso de Jedi Power Battles, un título que se podía jugar en solitario o cooperativo a través de 10 niveles de cierta complejidad (en algunos casos, bastante).

Para refrescaros la trama (esperamos que no haga falta), la película nos cuenta los primeros pasos de un pequeño Anakin Skywalker antes de convertirse en Darth Vader. Además, el Consejo Jedi tiene que hacer frente a la amenaza separatista y al malvado Sith Darth Maul. Una vez trasladamos esta premisa al juego, podemos seleccionar una curiosa variedad de personajes, entre los que se encuentran Qui-Gon Jinn, Obi-Wan Kenobi, Plo Koon, Adi Gallia y Mace Window. Y en cuanto a los escenarios, luchábamos tanto en la nave separatista como en Coruscant, hasta el encuentro final con Darth Maul, pasando por los bosques de Naboo o el desierto de Tatooine; los escenarios eran numerosos.

Star Wars: Jedi Power Battles nos llevaba por los escenarios más míticos de La Amenaza Fantasma

En cuanto a la jugabilidad, se trataba de un videojuego en 3 dimensiones, pudiendo mover nuestro personaje en cualquier dirección. Incluso hay un nivel donde manejamos una moto separatista y cruzamos la ciudad de Naboo. Por tanto, existía cierta variedad que hacía de este juego una pequeña joya muy entretenida. De hecho, era muy rejugable, puesto que siempre se nos podían escapar ciertos ítems o podíamos batir nuestro propio récord de puntuación.

Nuestro personaje contaba con una barra de vida y una de Fuerza, con la que podíamos activar un ataque especial. Por ejemplo, con Qui-Gon Jinn podíamos empujar con la Fuerza o hacer un ataque rápido con Obi-Wan. Pulsando ciertos botones también soltábamos una especie de bombas que generaban una gran cantidad de daño en el enemigo, y por último, contábamos con el botón de bloqueo. Este botón, si lo pulsábamos en el momento justo, devolvía a la perfección todos los disparos que nos lanzara el enemigo, excepto ataques potentes como misiles.

El apartado de diseño de los jefes finales era bastante interesante. Nos enfrentábamos a un robot araña, un gusano de las cuevas de Naboo o un armadillo gigante. Cuánto nos hubiera gustado ver a alguno de estos en las películas de cine. El resto de diseños, teniendo en cuenta los gráficos de antaño, era bastante bueno. Además, íbamos acompañados en todo momento con la banda sonora oficial de la película. ¿Qué más se podía pedir?

Jedi Power Battles

La jugabilidad era muy asequible, pero con cierto nivel de dificultad

El nivel de dificultad era bastante elevado, sobre todo para los saltos

Pues podríamos pedir un modo de dificultad ajustado, pero incluso disponía de ello. Algunos niveles eran realmente frustrantes como las peleas con Darth Maul o algún otro jefe de nivel. Pero otros eran desquiciantes por el nefasto control de los saltos. Era realmente complicado saber dónde íbamos a caer si no nos fijábamos en la pequeña sombra bajo nuestros pies. Claro que, cuando había vacío y teníamos que ir de plataforma en plataforma, nos daban ganas de tirar el mando. Qué recuerdos. Pero todo se arreglaba después de una noche sin dormir, jugando y jugando, habiendo desbloqueado extras tan jugosos como poder controlar a Darth Maul o echar una pelea de gungans.

Star Wars: Jedi Power Battles supuso un antes y un después en mi manera de entender videojuegos. Poder jugarlo de manera cooperativa fue una de las experiencias más divertidas y entretenidas de mi infancia. No olvidemos que los juegos que vemos ahora proceden de sus antepasados, y que sin ellos, tan solo seríamos testigos de una historia vacía. Si ahora somos lo que fuimos, ¿qué veremos en un futuro?

Graduado en Comunicación Audiovisual. Mi sueño sería usar las Arenas del Tiempo para poder redescubrir mis juegos preferidos una y otra vez.

¡Queremos saber tu opinión!

0 0

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse