Dragon Ball Z: Kakarot luce nuevas localizaciones

Dragon Ball Z Kakarot presenta nuevas localizaciones

Dragon Ball Z: Kakarot trae nuevos parajes míticos de la serie

Dragon Ball Z: Kakarot ya esta aquí. El juego de Bandai Namco que promete ser uno de los platos fuertes del próximo 2020 llega a nuestras casas el próximo 17 de Enero. Ya sabemos de él casi todos los detalles principales que hacen de este RPG uno de los más esperados de los últimos tiempos. Hoy, desde la compañía Nipona nos han traído nuevas localizaciones donde podremos disfrutar de batallas encarnizadas contra las fuerzas del mal, y algunas son míticas.

La noticia ha llegado a través de un vídeo que podréis ver a continuación. Gracias a él hemos podido conocer que la Tierra Sagrada de Karin y el Templo Sagrado de Karin serán espacios que podremos explorar libremente durante el juego. Cabe destacar que el juego dispondrá de zonas libres, que no mundo abierto, que podremos explorar a nuestro libre albedrío y que aportará al juego un novedoso elemento de rol que nos permitirá viajar por esos escenarios tan bien conocidos por todos nosotros.

La única lástima es que de momento Dragon Ball Z: Kakarot no verá la luz en Nintendo Switch y por lo que ha llegado a transcender, la compañía no tiene intención de llevarla a dicha consola. Solo nos quedará agarrar nuestra Xbox One, PC o PlayStation 4 y disfrutar de este RPG que, a buen seguro, nos transportará a todos a la primera vez que vimos Dragon Ball.

Informático que le encanta la lectura, viajar, el cine, el deporte y los videojuegos. Xboxer desde los albores de la humanidad.

¡Queremos saber tu opinión!

0 0

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse