Análisis Super Dodgeball Beats

El balón prisionero  se vuelve adictivo al ritmo de la música

Finalboss, el estudio español capitaneado por  Manuel Usero, nos trae Super Dodgeball Beats, una propuesta original, fresca y tan divertida, que nos ha costado mucho dejar el mando para ponernos a escribir estas líneas.   El juego, distribuido por el grupo británico GameStack,  llega hoy a   Steam,   PlayStation 4,     Xbox One y Nintendo Switch.   Hace ya más de dos años, el 1 de septiembre de 2017, el estudio lanzó su primer título al mercado, una divertida aventura de acción y puzzles llamada Vesta, donde Finalboss ya dejaba clara su propuesta estética y la importancia de la narrativa  como parte esencial de la estructura de sus  videojuegos.

En  Super Dodgeball Beats, pese a ser una propuesta  competitiva de pura acción y ritmo, también hallaremos cierta carga narrativa en los personajes y equipos que conforman el universo del juego.

Localizado en Japón

Super Dodgeball Beats  nos sitúa en  Japón, donde el Dodgeball o como lo conocemos aquí, el balón prisionero, se ha convertido en el deporte rey a nivel mundial. Nos pondremos a los mandos de un equipo de Dodgeball.  En particular uno formado por 3 malos estudiantes de secundaria en busca de popularidad, que deciden dar el paso y formar su propio equipo.

Modos de juego

Dispondremos de tres modos de juego: campeonato, multijugador  local y entrenamiento. Una lástima que  no dispongamos de un “matchmaking” online para desarrollar el juego social y poder disfrutar de una experiencia de juego más global.  Por ahora tendremos que conformarnos con disfrutar de esta joya en modo local.

Modo Entrenamiento

En el modo entrenamiento podremos seleccionar una de las canciones, un equipo que hayamos desbloqueado y un seguidor que marcará los “Power-Ups” exclusivos que podremos usar durante el partido. Sin duda una buena opción para coger ritmo antes de la competición.   Super Dodgeball Beats es un juego exigente, y necesitaremos de mucha práctica para conquistar el campeonato nacional.

Además,  este mundo posible secundario también nos habilita la posibilidad de desbloquear mejoras , que posteriormente podremos usar durante los partidos.

Modo Campeonato

En el modo “Campeonato” el juego propone un modo de progresión basado en Torneos.

Comenzaremos enfrentándonos a equipos locales, principalmente otros institutos del barrio. Este torneo de iniciación será muy corto. Tras pasar por una derrota forzada en la final, el equipo que nos vence se acabará retirando, y obtendremos una clasificación poco honrosa pero igual de valida, que nos dará acceso a la National Major League. Una liga de ámbito nacional en la que nos enfrentaremos a 10 equipos, en un modo de una sola vuelta.

Si conseguimos clasificarnos entre los 8 primeros, accederemos a los Play-Offs para intentar hacernos con el deseado título. En definitiva nuestros protagonistas, sin a penas darse cuenta, pasarán de ser ignorados en su instituto de secundaria, a luchar por el Campeonato Nacional de Dodgeball de Japón. Nuestra misión como jugadores será que no mueran en el intento.

Modo Multi-jugador local

Quizás el modo multi-jugador sea el más básico de los tres,  ya que su estructura no presenta un gran número de opciones posibles, más allá de lo que podríamos denominar como una partida rápida. Podremos elegir  el equipo, los seguidores, y el escenario del partido.  Pese a todo, resulta muy divertido jugar con un amigo o familiar.

Mecánicas

Las mecánicas son sencillas y sólidas.   Eventos de respuesta rápida, orquestados al ritmo de la propia música, a los que el jugador deberá responder de una forma sincronizada  y efectiva.   Para ello deberemos estar muy atentos y mantener la concentración en todo momento, ya que cualquier despiste nos hará encadenar una serie de errores que nos conducirán a la derrota.  Las canciones, especialmente compuestas para el juego, marcarán la duración de los enfrentamientos, así como la dificultad de los mismos.

Además. deberemos gestionar las mejoras o “Power-Ups” que vayamos obteniendo durante los torneos y partidas, y además contrarrestar aquellas de nuestros oponentes, que intentarán ponérnoslo cada vez más complicado. En Super Dodgeball Beats los fans nos llevarán en volandas a la victoria, y es que dependerá de nosotros elegir la clase de fans que queremos que nos apoyen durante los partidos, y en función de esta elección, recibiremos unas mejoras exclusivas u otras. Dichas mejoras exclusivas o “power-up” marcarán la estrategia de nuestro juego y nuestro destino.

Dificultad

Aunque el juego puede exigir una curva de aprendizaje algo pronunciada al principio, con la práctica iremos adquiriendo las habilidades necesarias para responder con fluidez a los eventos, y así obtener el mayor número de puntos posibles. Si fallamos, y pulsamos el botón antes o después de lo que nos marca la señal visual del evento, nos penalizarán. Si lo hacemos en tiempo, se nos sumarán puntos. En cambio, si  accionamos el botón en el punto justo, haremos un “Perfect” y se nos bonificará con la máxima puntuación. Además, según vayamos encadenando eventos bien ejecutados, podremos cargar un indicador de  “Power-Up”, que una vez lleno, podremos usar para entorpecer la visión del contrario,  provocarle un ataque de azúcar con un donuts gigante, petrificarlo para que no pueda reaccionar adecuadamente, y un sinfín de trastadas que  le darán un toque de humor al juego, y que a su vez nos ofrecerán una profundidad de acciones y estrategia.

Objetivo

El objetivo es que, cuando acabe la canción y por tanto el partido, la bola acabe en nuestro campo, y eso lo conseguiremos obteniendo más puntos que el contrario. De esta forma ganaremos el encuentro. Si el balón queda justo en la raya divisoria, el partido se dará por empatado y habrá reparto de puntos.

La música como columna vertebral

La música, compuesta en exclusiva por Finalboss para Super Dodgeball Beats, es esencial en la estructura dinámica del juego, ofreciendo ritmo y una inmersión a los divertidos y adictivos enfrentamientos. Podéis escuchar una de las pistas en el siguiente enlace de SoundCloud:

Cada pista esta asociada a uno de los 11 equipos, incluyéndonos a nosotros y a los diez restantes a los que nos tendremos que enfrentar.

No faltará la narrativa

Cada uno de los equipos rivales podrá estar formado por entre 1 y 4 jugadores. Además cada equipo tendrá su propia carga narrativa con la que poder completar el relato que nos trae este adictivo juego y saber más acerca de los orígenes de cada equipo.

Ni tampoco el humor

No faltará el humor y la fantasía en el acertado diseño de los rivales. Estereotipos sociales muy bien caricaturizados como viejos roqueros, expertos en artes marciales, y otros personajes de ficción con forma de prosopopeya, como alimentos propios de la comida japonesa. Todo ello con una estética “cartoon” muy desenfadada. Tampoco faltarán a la cita los robots, y hasta el propio Godzilla, entre otros.

Además cada equipo rival nos ofrecerá un espacio ficcional en el que tendrá lugar el enfrentamiento. Todos ellos muy bien diseñados y cargados de detalles.

En definitiva, un excelente juego para aquellos que busquen un reto de acción, ritmo, reflejos y mucha diversión.  Al fin y al cabo, quien nos iba a decir  que, después de tanto tiempo, el balón prisionero volvería para darnos la gloria que tanto añorábamos.

Gameplay

Os dejo aquí un fragmento del gameplay del juego que grabamos durante el análisis. ¡Espero que lo disfrutéis!

Este análisis ha sido realizado gracias a una clave proporcionada  por Finalboss  a  El Torito Indie.

Resumen
Super Dodgeball Beats es una mina de fantasía, humor, ritmo y acción desenfrenada. Una propuesta artística muy acertada con una estética desenfadada y atractiva. Sus mecánicas fluyen al ritmo de su música para arrastrar al jugador a un mundo adictivo de puros reflejos y concentración. Ideal para disfrutar en partidas cortas, solo o con amigos. Con un diseño de escenarios muy cuidado y unos personajes que, ganes o pierdas, te sacarán una buena sonrisa. Dada su naturaleza, y a pesar del buen diseño de su modo "historia" y multijugador local, es una lástima que no cuente con multijugador online. A pesar de ello, es un juego muy recomendable por su propuesta sólida, adictiva, divertida y muy original.
Positivo
  • Mecánicas sencillas pero muy exigentes
  • Muy divertido y adictivo
  • Excelente apartado estético y artístico
  • Su música exclusiva dota al juego de un ritmo perfecto
  • El diseño de los personajes y los niveles
Negativo
  • No ofrece modo multijugador online
  • Puede presentar una dificultad inicial elevada
8.1
Genial
Jugabilidad - 8.5
Duración - 8
Tecnología - 7
Diversión - 9

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse