Análisis Pokkén Tournament DX (SWITCH, WII U)

Un segundo golpe, un poco menos efectivo

Desde muy pequeños, muchos de nosotros, fans de Pokémon, soñábamos con el día en el que aquellos dibujos pixelados fueran tridimensionales y no tuvieran que limitarse a los turnos para poder luchar entre sí, creando batallas más parecidas a las que nos ofrecía el anime. Con el tiempo, maduramos y aprendimos a amar el sistema de combate de la serie, pero aun así, nos sorprendimos y nos maravillamos hace un par de años cuando Nintendo desveló su nuevo proyecto en colaboración con Bandai Namco, y el creador de Tekken, Katushiro Harada. Dicho proyecto era Pokkén Tournament.

Pokkén Tournament es un juego de lucha que originalmente salió en exclusiva para arcades en Japón, para después llegar al mercado occidental durante el pasado año (en aquella ocasión lo hizo en Wii U). El título no sólo se caracterizaba por estar protagonizado por las criaturas de Game Freak, sino también por mezclar las convenciones de un Arena Fighter y un 2D Fighter al estilo de Tekken. Así es como un año más tarde de su salida ha llegado Pokkén Tournament DX, la revisión de la obra original que esta vez desembarca en Nintendo Switch. Llegados a este punto debemos preguntarnos, ¿consigue este título ofrecer suficiente contenido para justificar su compra para los que ya compraron el original?

Aprendiendo a luchar

Para empezar, creo que debería profundizar dentro del sistema de combate que se ha mencionado anteriormente, empezando por los controles generales. Cada uno de nuestros personajes sigue los mismos esquemas de control, diferenciándose únicamente en la forma de atacar y en algunas propiedades especiales. Es decir, todos nuestros personajes cuenta con ataques débiles, fuertes y golpes especiales que hacen referencia a movimientos reales de los RPG. Todos estos golpes cambian según la dirección a la que movamos el personaje en el momento en el que pulsemos un determinado botón. Además, cada pokémon cuenta con una barra de sinergia que cuando se llena, se puede gastar para entrar en un modo en el que los pokémon mejoran su ataque y defensa, pudiendo  acceder a nuevas técnicas, aparte de un ataque especial devastador.

Es importante destacar que los combates en Pokkén se diferencian de su competencia por el hecho de que se dividen en dos fases, una abierta y una de duelo. Siempre empezaremos en la abierta, donde controlaremos a nuestra criatura en entornos 3D, al estilo de otros Arena Fighter como los Naruto: Ultimate Ninja Storm. En esta fase, los ataques débiles se vuelven ataques a distancia y los ataques fuertes se vuelven ataques de acercamiento. La fase abierta es una fase dedicada más al zoneo y al uso de estrategias, más que al uso de combos. Dichas combinaciones se reservan para la fase de duelo, que tiene lugar en entornos en 2D con controles tradicionales, con los que nuestras habilidades se expanden exponencialmente.

Aun así, no debemos usar nuestras técnicas sin ton ni son, porque pueden ser inutilizadas la mayoría de las veces con un simple contraataque. Estos movimientos pueden protegerse del daño de un asalto enemigo a la vez que infligen daño al contrincante, aunque a su vez, éstos últimos pueden ser anulados inmediatamente por un agarre. En cambio, los agarres no pueden sobrepasar a los combatientes que estén atacando normalmente en dicho momento. De esta forma, Pokkén crea un triángulo de tipos de ataque muy claro de entender y fácil de usar.Demo de Pokken Tournament

Para finalizar el apartado del combate, todo luchador tiene a su disposición la capacidad de llamar al terreno de batalla a un pokémon de apoyo. Estos pokémon vienen siempre en sets de dos, y podemos elegir uno por cada ronda de combate. Algunos criaturas pueden servir sólo para hacer daño, pero también podemos encontrarnos con varios que crearán trampas, que pararán al rival u que nos ayudarán con determinadas bonificaciones.

Todos estos elementos ayudan a crear un sistema de combate perfecto para novatos, sin dejar de lado su complejidad para los veteranos. Si no eres un habitual de los juegos de lucha pero te encanta Pokémon, no te preocupes, este juego tiene unos controles fáciles y sus combates resultan bastante accesibles, decantándose por aquellos que mejor saben leer a sus oponentes. La clave está en ser consciente de las funciones de cada movimiento así como conocer los mejores combos posibles.

Combates, combates… y más combates

Si no eres fan de los juegos de lucha, puede que sientas que el paquete que te ofrece este título es algo escaso de contenido. En Pokkén Tournament DX tenemos un modo historia llamado la Liga Ferrum, un modo de misiones diarias, un modo práctica y Mi Zona, aparte del habitual modo online y de sus respectivas opciones multijugador. No hay nada más, y aunque el modo historia puede darte varias horas de juego, esto se debe a la repetitiva estructura por la que el juego se rige, convirtiendo la experiencia en una sucesión de eventos y situaciones algo monótona y aburrida.

Además, si compraste la edición anterior, es muy posible que sientas que Pokkén Tournament DX no ofrece lo suficiente para justificar una segunda compra. Esta segunda versión incluye cinco combatientes nuevos, cuatro de ellos ya vistos en los arcades nipones (Darkrai, Scizor, Croagunk y Empoleon), además de Decidueye, que hace su debut en exclusiva para Switch. La parte buena, es que además de las nuevas incorporaciones de personajes y el modo de misiones diarias, tenemos una nueva forma de combatir estructurada en equipos de tres pokémon diferentes.

Desde mi punto de vista, no creo que Pokkén Tournament DX haya expandido mucho lo que llegaba a ofrecer el juego original, por lo que a mis ojos, este título seguramente no valga suficientemente la pena si por algún casual ya tienes la primera edición. Aunque estemos ante una revisión y no una segunda entrega, pienso que se podrían haber ofrecido mayores revisiones.

Con entrenamiento previo

Por desgracia lo que más hemos echado en falta ha sido una revisión más profunda del modo online. La mayor virtud de este modo reside en la rapidez a la que encuentra partidas online. La excelente celeridad en el matchmaking puede ayudarte a pelear tres o cuatro veces en diez minutos, lo cual se agradece. Lo malo es que la calidad de cada combate depende demasiado de la conexión a internet, algo inherente a cada uno de los jugadores, por lo que es probable encontrarse lag de forma más o menos habitual. Además, en las partidas competitivas, lo mismo puede tocarte un contrincante de una liga próxima a la tuya, o uno que ha jugado ya cientos de combates.

Al menos se puede decir que la presentación, al igual que en Wii U, es espectacular. Visualmente, debemos destacar que ésta es la primera vez (segunda, si contamos el Pokkén original) que vemos modelos de Pokémon en alta definición. Lo cierto es que el resultado obtenido es espectacular, destacando por encima de todo las animaciones, las cuales resultan tremendamente vistosas para un juego de este estilo. Lo mismo ocurre con los escenarios, pues son una verdadera delicia para los ojos. Por el otro lado, la banda sonora es magnífica más allá de la calidad de cada composición, pues cuenta con una gran variedad donde podemos encontrarnos con temas electrónicos como el del Festival Magikarp u otras pistas realizadas con instrumentos más tradicionales como la de Teluria.

Para concluir, creo que podría decir, sin miedo alguno, que Pokkén Tournament es un juego con un excelente y novedoso sistema de lucha, apropiado no sólo para los fanáticos del género, sino también para cualquier aficionado de la serie. Es fácil de aprender y al mismo tiempo esconde cierta complejidad. Además, los distintos Pokémon presentes en el juego añaden toneladas de carisma al producto final. Y sí, puede que el online no sea todo lo que esperábamos, pero te servirá para echarle decenas de horas, siendo una muy buena propuesta a tener en cuenta.

Ahora bien, Pokkén Tournament DX sufre en dos aspectos: cuenta con ínfimo contenido para un jugador, y no ofrece suficientes novedades respecto a la primera edición. Esto último puede asustar a un gran sector de jugadores, y es perfectamente entendible, pero a su vez eso no quita que el núcleo de la jugabilidad de este título sea muy, pero que muy bueno. Por ello, si eres una persona que está interesada en el juego y no compraste su primera versión, sólo nos queda recomendaros que os hagáis con este divertido título para Nintendo Switch.

Resumen
Pokkén Tournament DX es un juego con un excelente y novedoso sistema de lucha, que aunque entretiene de manera indiscutible, se ve dañado por contar con muy poco contenido para un jugador, así como poquísimos cambios respecto a la versión original.
Positivo
  • Excelente sistema de combate
  • Preciosa presentación visual y sonora
  • Accesible, pero aun así, con dificultad para dominar
  • Matchmaking casi instantáneo
Negativo
  • Muy pocas novedades respecto al original
  • Ínfimo contenido para un único jugador
  • La conexión en las partidas online depende demasiado de cada jugador
8.2
Genial
Jugabilidad - 9
Duración - 7.2
Tecnología - 8.4
Diversión - 8

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse