Análisis Dead Alliance (PS4)

Zombies y disparos por doquier

Intentar mezclar géneros es una apuesta que puede resultar buena si los factores que confluyen dan un conjunto adecuado. Podría parecer que colocar zombies en un shooter en primera persona entre componentes humanos para usarlos como arma y ganar cierta ventaja sería una idea brillante. Y puede que lo sea, pero cuando todo lo que rodea a esa idea son diversos despropósitos de gran calado, da igual que sean zombies o sapos, que se use de mala forma un motor gráfico como Unreal Engine 4 o que la escasez sea el santo y seña de las opciones que nos ofrecen.

Dead Alliance es de esos juegos a los que uno se acerca con ilusión, que prometen ofrecer algo diferente, que parten de una base atractiva y además cuenta con un precio considerable para lo que resulta ser finalmente. Hablamos de un precio de venta que ronda los cuarenta euros para este lanzamiento que nos trae la editora BadLand. Al menos un jugador medio que apuesta por este producto espera encontrar algo acorde a lo que paga y no un juego cuyo desarrollo deja bastante que desear y con unos valores de producción relativamente bajos.

Maximum Games han sido los encargados de llevar a cabo esta propuesta de cortas miras en las que podremos entablar combate en dos modos principales, el que nos permite jugar en solitario y aquel que nos permite enfrentarnos con otros usuarios en su multijugador. Básicamente la parte para un jugador se divide en dos submodos, uno que nos permite disputar partidas en todas sus variantes sustituyendo los rivales humanos por bots y otro que consiste en sobrevivir lo más posible a sucesivas oleadas de zombies.

Nada de una campaña orquestada con una pequeña historia detrás, ni rastro de un argumento que nos permita tomar una mejor conciencia del juego al que nos enfrentamos, simplemente unos entrenamientos para lo que viene en el multijugador, sin duda el que la compañía debe tener como plato fuerte del juego. Un multijugador online que apenas ofrece seis mapas diferentes de estrechos pasillos donde se concentra el fuego entre unos y otros, con seis modos diferentes, desde todos contra todos a atrapa la bandera, pasando por un deathmatch por equipos o el modo Contricion, que solo puede ser jugado en el mapa del mismo nombre.

Un despropósito tras otro

El motor Unreal Engine 4 sufre de forma sorprendente ante las poco hábiles manos de los desarrolladores de Maximum Games. No solo hablamos de malos gráficos, nos encontramos con una falta de optimización sorprendente ante una pobreza generalizada de lo que nos muestran en pantalla. El juego sufre tirones, ralentizaciones e incluso apreciamos tiempos de carga en ciertas texturas que son completamente injustificables ante la baja carga que oponen a las características técnicas de la consola.

Los diseños y animaciones de los personajes con cuando menos ridículas y propias de juegos de anteriores generaciones. Los zombies apenas son variantes unos de otros, verdaderos clones repetitivos. Los mapas no ofrecen más desafío que correr como pollos sin cabeza persiguiendo a los demás jugadores. Puede ser divertido pero acaba cansando al cabo de unas pocas partidas.

El armamento disponible es bastante limitado aunque peculiar. Podemos hacer uso de una ballesta, un arma inútil contra otros jugadores pues no resulta fácil apuntar con ella y seremos pasto de una buena ráfaga de fusil automático o de ametralladora mucho antes de soñar con acabar con un enemigo de esa forma. Entre el armamento secundario y mas imaginativo nos encontramos con señuelos para atraer zombies y granadas que los pondrán de nuestra parte, quizás el toque más original del juego y que no se ha sabido rodear y potenciar de forma adecuada para explotarlo de forma conveniente.

Lo poco que se salva

El apartado sonoro no es que rinda a un nivel excepcional pero al menos se agradece distinguir el diferente sonido de las armas al disparar o el ambiente lóbrego de muertos vivientes que nos rodea mediante sus lamentosos gemidos al deambular por los escenarios. La música apenas deja rastro en nuestros oídos y se limita a ser machacona. Carreras, saltos y caídas se verán perfectamente identificadas por su correspondiente efecto, así como los ataques que recibamos por parte de unos zombies un tanto descafeinados y fácilmente acuchillables.

Se ha implementado un sistema de mejoras que podremos desbloquear a medida que vayamos aumentando nuestro nivel en el juego. Nos iremos haciendo con unos puntos que después nos servirán para ir desbloqueando habilidades que mejorarán nuestro potencial en el juego. Además existe una zona en la que podremos invertir el dinero que vamos ganando para comprar mejor armamento y protección cuando alcancemos determinados niveles de experiencia, tales como granadas de fragmentación o bombas especiales que nos harán controlar a los muertos vivientes.

Ninguna de estas mejoras hacen que el juego resulte atractivo y peca de una jugabilidad muy simplona, que no invita a profundizar en la propuesta, ya que la curva de aprendizaje es casi nula, apenas existe retroceso en las armas y aunque el tamaño de los mapas en ocasiones no está mal ajustado, no resultan atractivos. Esa falta de calidad general afean la diversión y no es muy motivador de cara a dedicar mucho tiempo a un juego que apenas cuenta con incentivos para jugarlo, más allá de poder echarse unas risas con algún amigo ante semejante despliegue de poco gusto y menos ganas. Parece terminado con precipitación, sin pulir e incluso con ánimo de resultar cutre.

No vemos desde GamElegant motivos suficientes para recomendaros su compra bajo ninguna circunstancia, ni tampoco la versión que sólo incluye el multijugador y que puede encontrarse por 24,99€ en la Store de PlayStation. Ni siquiera cuando vea rebajado su precio en el futuro. Una desfachatez hecha juego que solo tiene una idea buena pero que peca de no haber tenido un equipo detrás que supiera sacarle partido.

Resumen
Dead Alliance es un mal juego, de baja calidad en general, con unos gráficos propios de un mal juego de PS3 y unas animaciones mecánicas. Su único punto fuerte no está bien desarrollado y como shooter ofrece una de las experiencias más limitadas que hemos podido probar en cualquier medio de entretenimiento moderno. No es recomendable acercarse, hay opciones mucho mejores incluso a bajos precios.
Positivo
  • Apenas puede destacarse nada, por decir algo, el apartado sonoro
Negativo
  • Gráficos dignos de una PS2, no están a la altura del Unreal Engine 4
  • Jugabilidad ridícula y con forma de apuntar pasillera
  • Pocos modos de juego atractivos
4
Pobre
Jugabilidad - 4.7
Duración - 3.6
Tecnología - 4
Diversión - 3.8

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse