Análisis de Felix the Reaper (PC, PS4, XBox One, Switch)

Felix the Reaper

Felix the Reaper nos propone unos puzles que desafían nuestra mente a base de humor negro y mucho ritmo

¿Te imaginas tener que resolver un puzle que acabará con la muerte de algún personaje, en el que el protagonista no para de bailar, y al que no le puede dar el sol? Efectivamente, te estás imaginando Felix the Reaper, disponible para PC, PS4, Xbox One y Switch desde el 17 de octubre. Esta propuesta de Kong Orange pone a prueba nuestro cerebro de la forma más original y animada.

Ya lo hemos probado en PC, y nuestras sensaciones son bastante positivas. Se trata de un juego fresco, que destaca entre otros títulos del género por sus tres pilares: el planteamiento, la música y el humor negro. No hemos visto nada parecido con anterioridad, y eso es de agradecer. Pero no todo son cosas bonitas, nos encontramos ante un juego de luces y sombras que te detallamos paso por paso a continuación.

En primer lugar, pongámonos en situación. El título nos traslada a un mundo donde existe el Ministerio de la Muerte, para el que trabaja Felix, nuestro protagonista. Ejerce como funcionario, o segador (reaper), consiguiendo que por “azares” del destino varios personajes pierdan la vida. Sin embargo, sufre de un mal de amores, en concreto con una “preciosa” (por decir algo) señorita del Ministerio de la Vida. Por tanto, para trabajar siempre va acompañado de su música, lo que le hace moverse con mucha gracia y le motiva para conseguir estar con quien él desea.

Felix the Reaper es una historia de amor algo complicada

El título está dividido en varios capítulos, que a su vez se dividen en episodios donde tendremos que resolver una situación. Nuestro jefe (doblado por el actor Patrick Stewart) nos introducirá brevemente el encargo en cuestión. Tendremos que arreglar desde una muerte accidental hasta llevar un objeto de un sitio a otro, por poner un par de ejemplos. El juego es variado hasta cierto punto, introduciendo algún que otro nuevo elemento con el que interactuar, pero se acaba quedando corto a medida que superamos niveles. Eso sí, cuando superamos un nivel podemos repetirlo en una dificultad mayor sumando algún reto como recoger monedas en el escenario.

Felix the Reaper

Felix está enamorado, y la música es su mayor motivación

Una vez dicho esto, toca hablar de la jugabilidad. Principalmente, tendremos que evitar la luz del sol (dispondremos de un botón que cambia su dirección en dos sentidos) mientras recorremos una cuadrícula, por lo que deberemos jugar con los objetos que hay sobre el escenario para avanzar y tapar la luz, como cajas o barriles. En ocasiones, sobre todo en los primeros niveles, no nos ha parecido intuitivo, ya que desconocíamos que podíamos coger ciertos objetos hasta que habíamos agotado todas las opciones. En ese sentido, el progreso del juego se siente algo confuso, lo que te hace perder cierto tiempo pensando que no eres capaz de encontrar la solución por tu cuenta.

Evitar la luz del sol será fundamental para cumplir nuestro objetivo

Sin embargo, cuando logramos avanzar en la dirección correcta, salta un aviso, lo cual es de agradecer, pues el jugador se siente “recompensado”. De hecho, lo hace en forma musical, muy en la línea de todo el desarrollo del juego. Al finalizar cada nivel, veremos disfrutar a Felix con un número de baile, como si estuviera en una auténtica discoteca.

Felix the Reaper

Felix disfrutando con su música

Porque ahí es donde reside su punto fuerte. El ritmo y la música del juego son tremendos, siendo uno de los aspectos que más nos ha atraído. Cada vez que Felix se mueva, lo hará con una gracia espectacular, moviéndose al compás de su música favorita (o la que nosotros elijamos, ya que tendremos una lista en el menú de pausa). Como curiosidad, incluso si no tocamos ningún botón, la cámara empezará a girar y Felix lo dará todo en su momento de gloria.

Pasando al aspecto gráfico, es un título que no destaca y podía haber dado mucho más de sí. Desde los escenarios, que nos han parecido algo simplones, al diseño de personajes, que muestran un acabado que deja que desear. Aunque es cierto que va en la línea de un juego sencillo de puzles cuya gracia está en la jugabilidad, sentimos que se podía haber hecho más en este apartado. Sin embargo, su acabado final es correcto y no hay nada que choque o destaque en el mal sentido.

Felix the Reaper

El aspecto gráfico podía haber dado más de sí

Sin duda, la música es el punto fuerte de Felix the Reaper

Y en cuanto a modos de juego, tampoco le sobran las opciones. Como hemos dicho anteriormente, se pueden repetir los niveles en un nivel mayor de dificultad. Y añadido a esto, a medida que avancemos desbloquearemos nuevos episodios extra, a modo de bonus. Aunque nos gustaría más contenido, el título nos mantendrá un tiempo pegados a la pantalla, intentando desentrañar todos los misterios. Y, sobre todo, queriendo mejorar nuestros resultados, ya que seremos penalizados cuanto más nos dé el sol o cuanto mayor tiempo le dediquemos a un nivel.

En resumen, Felix the Reaper innova en todos los aspectos que hacen característico al género de puzles. El uso estratégico de las luces y sombras y el curioso planteamiento de los niveles (se presentan y terminan con una pequeña cinemática) hacen de él un título a tener en cuenta. Es cierto que se echan en falta modos de juego y un apartado gráfico algo más cuidado, pero son aspectos que se ven equilibrados por la más que notable banda sonora y el desparpajo de su protagonista.

Además, su elevada dificultad y la posibilidad de repetir los niveles con mayores retos hacen de él un juego completo que nos tendrá varias horas dándole al coco. Los de Kong Orange siguen creciendo, y nos brindan esta propuesta que, sin llegar a ser perfecta, cumple de sobra su cometido y destaca sobre el resto. Nos gustaría ver más propuestas atrevidas como esta en un futuro, así que bravo por Felix the Reaper.

Resumen
Felix the Reaper es una propuesta original y atrevida, y engancha desde el primer momento. Su principal baza es la música, que tendrá a nuestro protagonista danzando en todos los niveles. Sin embargo, su humor negro y el planteamiento de niveles se ve algo empañado por el apartado gráfico y la falta de modos de juego.
Positivo
  • El apartado musical, sobresaliente
  • El humor negro y el planteamiento de los niveles
  • Poder repetir los niveles con un mayor nivel de dificultad
Negativo
  • Un apartado gráfico mejorable
  • Faltan modos de juego
  • En sus primeros niveles falta cierta información
7.6
Bueno
Jugabilidad - 8.5
Duración - 7
Tecnología - 7
Diversión - 8

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse