Seguir

Análisis Wandersong

Se un bardo, vive una aventura y soluciona los problemas cantando

Greg Lobanov (@theBanov), decidió hacer algo que él mismo admite como una chaladura: agarró su bicicleta y recorrió más de 8000 kilómetros a lo largo de Estados Unidos durante 5 meses. Durmió a la intemperie, pasó penurias, e hizo muchos amigos  en muchos sitios distintos. “Una lección de lo que puedes conseguir con positivismo y fe en la bondad de la humanidad” admite. Esos fueron los sentimientos que quiso transmitir en su juego Wandersong.

EL VIAJE DEL HÉROE

Con esta idea en la cabeza, Greg cogió la manida historia del “viaje del héroe”, le dio un giro de tuerca y lo sal-pimento a su gusto.

Nuestro protagonista (un pequeño bardo bobalicón) tiene la misión de encontrar las 7 partes que forman la canción del universo; con la que salvar el mundo.

“No eres un héroe”, le dicen constantemente el resto de personajes, “no sabes luchar, tu solo sabes cantar” y, en parte, tienen razón.
En tantas otras historias, el protagonista tiene buen corazón, pero no le queda “otra opción” que luchar y pelear. Nuestro bardo es bueno y bondadoso hasta el final, y por ello no pelea, sino que utiliza su habilidad musicales para resolver los problemas de formas originales.

 


NO TODO SON LOS MUNDO DE YUPI

Con estas premisas, puedo estar dando a entender Wandersong como un juego ñoño; pero nada más lejos de la realidad. El mundo le dice constantemente al Bardo que las cosas no son necesariamente como él quiere; no siempre le salen las cosas bien y las decepciones están a la orden del día. Wandersong intenta enseñarnos que a veces no basta con pedir las cosas “por favor”. Pero nos invita a su vez a levantarnos y volver a intentarlo hasta conseguir nuestro objetivo. Esa es la moraleja de Wondersong. La mezcla de confrontaciones sociales, junto a su excelentes diálogos, son el tipo de cosas que llevan a este juego a otro nivel. Wandersong consigue arrancar una sonrisa a cualquier edad, y eso, no es nada fácil.


HABLEMOS DE JUGABILIDAD 

Pero esto a fin de cuentas, es un videojuego, dejemos de hablar de historia y pasamos a cosas más viscerales como la jugabilidad y sus mecánicas.

Primero aclarar que si solamente buscas retos y acción desenfrenada (como podría ser Devil May Cry o Darck Souls), este juego no es para ti. Sin embargo, si buscas un juego tranquilo, que en vez de “castigarte” por tus deslices te invite a intentarlo de nuevo, e incluso llegue a preguntarte “¿como quieres resolver esto?”; este es tu juego.

Wandersong se encuentra en un punto intermedio entre el point and click, el juego de ritmos y los puzzles.

Como buen bardo, tu herramienta principal es la voz. Cuentas desde el principio de tu aventura con una ruleta de colores que debes pulsar de la manera adecuada para influir en el humor de otros personajes. Así mismo, estas notas musicales, sirven para modificar el entorno y, en definitiva, parar resolver todos los puzzles de la aventura.
Es una mecánica muy simple que no llega nunca a hacerse repetitiva, ya que los puzzles cambian constantemente y, con ello, la forma de resolverlos.

En su contra dire, sin embargo, que esta mecánica (al menos en Switch) no tiene un control del todo fino y hace que sigas fallando en ciertos cambios de nota aun bien avanzada la historia.

En cuanto al mapa/entorno, es un juego 2D en el más estricto de sus sentidos (como podría ser el Super Mario Bros de la Nes). Aunque rara vez te dicen donde tienes que ir exactamente, no te da mucha opción a perderte y, por consiguiente, a quedarte trabado y dejarlo por aburrimiento. Además esta manera tan lineal de presentar el entorno te invita a interactuar mucho con los NPCs (punto a favor ya que los diálogos son uno de los puntos más fuertes de este juego).

En resumen: una sola mecánica explotada al máximo de maneras diversas y originales, de tal forma que no tienes tiempo a repetirte y aburrirte (aunque su control podría estar mejor pulido).

¡Ah! y tiene un botón de bailar de forma ridícula. ¡Eso siempre es un punto a favor!


ESTILO ARTÍSTICO

En este aspecto, caben destacar dos puntos muy importantes. El primero de todos, es lo maravillosamente que esta trabajada la paleta de color en el juego. Cada ciudad que visitas tiene cuidadosamente escogidos sus colores e, incluso, la paleta de nuestras canciones, se adapta a el lugar que visitamos.

A su vez, la estética simplista de “papel recortado” hace que el juego respire personalidad por todos los poros. Los diseños de los personajes están muy bien trabajados, y no se repiten nunca ningún NPC.

PERO, el segundo punto que quería destacar, estropea un poco todo lo que he alabado anteriormente. Aunque jugándolo en modo portátil no se note mucho; el televisor saca a relucir sin ningún pudor algunos molestos dientes de sierra. ¿Quizás los gráficos fueron producidos a una relación menor de la debida?


LA MÚSICA

Nadie puede (o al menos debiere) hacer un análisis de Wandersong e ignorar su memorable música. Es decir, interpretamos a un Bardo, ¡que menos que prestarle atención!

La banda sonora al completo ha sido creada por @AShellinthePit y consta con la friolera de 160 canciones (recordemos que esto es un indie de unas 35 horas de duración). Y esto, al final, se nota para bien.

La música viaja y evoluciona con nosotros a lo largo de la aventura (de forma literal), empezando con unas melodías muy puras y naives que van aprendiendo y evolucionando con cada experiencia. Cada lugar, de nuevo, tiene su melodía particular y acabas sintiendo que el sonido de cada ciudad, de cada pueblo y de cada experiencia, va creciendo contigo.

Si analizamos el Kickstarter que organizo Greg para este juego, podemos ver que el 90% del dinero que pidió (18.000 $) fueron destinados a pagar a los otros dos creadores (@AShellinthePit como creador de la banda sonora, y @emaudible como encargada del sonido en general).

Esto, de nuevo, explica muchas cosas sobre la visión del autor.


CONCLUSIONES

A veces te preguntas si los personajes que te cruzas en tu aventura por Wandersong, tan relucientes y con tanta personalidad, son en realidad gente que Greg conoció en su viaje por Estados Unidos. Cuando conoces de donde procede este juego, te cuestionas cuantas historias que vives en Wondersong, están basadas en cosas que le pasaron a él. Incluso ciertos detalles (como el no tener nunca dinero) pueden estar directamente relacionados con su vivencia original. El mimo y el cuidado que desprende este juego en cada una de las detalladas decisiones que se han tomado en su creación, hacen de él un juego exquisito.

Supongo que en parte quieres creer que estos personajes que conoces a lo largo de la historia están basados en personas reales, porque una vez conoces Wandersong, se convierte en un gran amigo que llevar contigo.

Wandersong es un juego con personalidad propia, mucho carisma, diversión y una gran moraleja. Ojalá más pequeñas historias calentitas como Wandersong.

Resumen
Wandersong es una relajada aventura musical de puzzles que da mucho calorcito en el corazón. Una aventura bien escrita, bien cerrada y con mucha moraleja. El juego que sabe acompañarte como un buen amigo.
Positivo
  • No se sobre extiende en su duración
  • Diálogos impecables
  • Máxima jugabilidad con mínimas mecánicas
  • No tiene (ni necesita) inventario
  • Inovador
Negativo
  • solo esta disponible en inglés
  • Resolución de los gráficos (a veces se le ve la sierra de los pixeles)
  • El control no está tan pulido como debería
7.7
Bueno
Jugabilidad - 7.2
Duración - 9
Tecnología - 6
Diversión - 8.5

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse