Seguir

Análisis Northgard

Un juego de estrategia vikinga

Todos recordamos esos grandes juegos de estrategia para ordenador; Imperium, Tzar, Civilization, Age of Empires… todos ellos fueron referentes, marcaron un modo de jugar e hicieron historia. Northgard imita todo lo bueno de estos títulos y lo reconfigura, consiguiendo crear una fórmula que renueva y le da un buen lavado de cara a este género. Pese a que ya cuenta con algunos meses de vida, Northgard ha pasado sin hacer mucho ruido por el panorama. Desde GamElegant no hemos querido desperdiciar la oportunidad y os traemos un minucioso análisis.

LA NUEVA ESTRATEGIA VIKINGA

El proyecto de Shiro Games cuenta con una base solida desde el principio. Pretende instaurarse en un género muy querido entre los jugadores; la estrategia siempre ha sido uno de esos videojuegos que gusta jugar. Tu controlas todo y decides lo que se debe hacer y lo que no. Jugar a ser Dios siempre nos ha gustado a todos. Si juntas esto, con que el pueblo vikingo será el que encarnemos en este juego, pues se queda una premisa muy interesante. Northgard ha conseguido revalorizar el género con muy poco. ¿Cómo lo ha conseguido?

FUNCIONAMIENTO DEL JUEGO

La gestión de los recursos y el control del territorio vuelven a ser el eje sobre el que gira este juego. La comida, la madera, la piedra y el hierro son las materias primas que se pueden conseguir. A esto se le une el oro (dinero), fundamental para el comercio y la adquisición de unidades militares. Todos estos recursos se consiguen en un mapa que se divide en zonas.

Solo se podrá viajar a un área cuando esta haya sido colonizada

El objetivo del juego es ir expandiéndose por el mapa para conseguir más recursos y crecer de una manera más rápida. Para dicha expansión es necesario explorar los alrededores de tu zona de inicio. Una vez explorada una nueva área, se puede ver con qué recursos cuenta y por quién está habitada. Si no pertenece a otro jugador y no hay ninguna criatura salvaje, el jugador puede colonizarla para explotar sus recursos. En cada zona se pueden construir un determinado número de edificios. Cada edificio hay que poblarlo con aldeanos. Una vez se asigna un aldeano a ese edificio se convertirá al oficio relacionado. Es decir, si se construye una cabaña de leñadores, ese aldeano asignado pasará a ser un leñador que obtendrá madera.

Hay todo tipo de edificios que brindan o proporcionan una serie de ventajas: puertos, puestos comerciales, cabañas de caza, cuarteles, forjas, etc.

A parte de todo esto, Northgard cuenta con varios “recursos” más. La sabiduría nos proporcionará la capacidad de desbloquear mejoras para nuestro clan, la fama permitirá alcanzar características únicas en la partida y la felicidad del pueblo permitirá que este aumente su población a mayor o menor ritmo.

Mediante la sabiduría obtendremos una gran variedad de habilidades

La producción de recursos y el control de las diferentes áreas se verán interrumpidos por las joyas de este juego: los climas y las amenazas naturales. El invierno resultará fatal para los aldeanos y el consumo de recursos aumentará de manera drástica durante esta estación. Además, los ataques de animales salvajes, terremotos y demás desastres naturales pondrán a prueba las capacidades preventivas del jugador. Sin el suficiente alimento o madera, el pueblo vikingo no vivirá para ver la primavera.

El invierno pondrá a prueba las habilidades del jugador

DIVERSAS MANERAS DE ALZARSE VICTORIOSO

Otra de las novedades que introduce el título de Shiro Games es la posibilidad de ganar mediante diferentes vías. La extinción de los demás clanes es una posibilidad, pero no la única. Alzarse por fama es posible o mediante la acumulación de riqueza. Incluso existe la posibilidad de obtener la victoria tratando de desbloquear todas las ramas de sabiduría. Estos modos de juego se pueden configurar en el menú de creación de partida. Existe la opción de elegir varios tipos de victoria, a fin de competir de una manera más extensa y profunda. La inclusión de este sistema favorece otro tipo de juego diferente a la conquista militar, algo poco común en el género de la estrategia.

Jugar con diferentes estilos según el objetivo de la partida

UN SISTEMA SENCILLO PERO DIFÍCIL DE APLICAR

Northgard ha conseguido lo que parecía imposible: crear un sistema innovador dentro de un juego de estrategia y que no sea un completo quebradero de cabeza. El gran acierto es que este sistema no es tan fácil de manejar como parece. Los recursos que se obtienen se consumen al instante y la presencia del invierno provocará muchos inconvenientes a la hora de expandirse. Planificar un ataque a un rival es fundamental y muchas veces uno es obligado a esperar por culpa de que una posible plaga de ratas te deje sin comida durante una buena temporada.

Northgard no es un juego de grandes ejércitos ni de poderosas formaciones (apenas hay cuatro tipos de unidades militares) puesto que la población no alcanzará ni la centena de individuos. Este es juego que castiga el desperdicio y una sola unidad puede resultar crucial.

DISTINTOS CLANES, DISTINTAS POSIBILIDADES

Acostumbrados a la posibilidad de elegir entre distintas civilizaciones o imperios, en Northgard solo han apostado por los vikingos. Para darle más variedad al juego, existen diferentes clanes. Cada uno cuenta con unas bonificaciones al inicio de la partida, con unas habilidades de sabiduría distintas y con unas ventajas diferentes. Existen un total de ocho clanes. Por ejemplo, el Clan del Cuervo puede enviar mercenarios a saquear las costas enemigas, mientras que el Clan del Oso cuenta con un enorme úrsido que les defiende de ataques enemigos.

El sistema de clanes tiene cosas buenas y malas. Por ejemplo, la falta de unidades diferenciadas hace más plano al juego. Pero en resumen, es un sistema que, sorprendentemente, funciona a las mil maravillas.

El Clan del Ciervo contará con recursos iniciales extra

VARIOS MODOS DE JUEGO

Northgard tiene el clásico modo de un jugador en el que se pueden configurar tamaño y apariencia del mapa, clanes enemigos, recursos, peligros y demás patrones. Además cuenta con un reciente modo Ragnarok en el que el mapa cambia radicalmente y se convierte en un lugar catastrófico y lleno de adversidades. Por otra parte, también existe un modo campaña. Esta historia para un jugador no es especialmente elaborada pero que viene muy bien para aprender las mecánicas del juego de manera entretenida mientras te sumerges en la cultura vikinga. Por último, se encuentra el modo multijugador online que engrandece la experiencia competitiva contra otros usuarios.

UNA ESTÉTICA CUIDADA Y AMABLE

Northgard ha conseguido lo que no todos pueden lograr. El equipo de Shiro Games ha creado un juego muy completo partiendo de un presupuesto y capacidades técnicas muy reducidas. En el aspecto gráfico, el título de estrategia logra colocarse entre uno de los más atractivos, visualmente hablando, del catálogo de los juegos del género. La viva paleta de colores dota de gran personalidad a Northgard y sabe aprovechar el más mínimo detalle para sacarle partido.

Una estrategia con un bello toque

Northgard está disponible para PC en la tienda de Steam.

Resumen
Northgard es un juego de estrategia que se ha hecho un hueco en un mercado sobrepoblado. Mediante una propuesta clásica ha sabido plasmar mecánicas y dinámicas de juego que le dan un toque diferente, brindándole una verdadera personalidad. Una propuesta entretenida, que pese a sus limitaciones consigue causar una grandísima impresión. Nunca había sido tan divertido controlar al pueblo vikingo.
Positivo
  • Una propuesta novedosa
  • Estéticamente precioso
  • Sistemas muy competentes
  • Duración casi infinita
Negativo
  • Ausencia de otras facciones
  • No permite un ritmo muy agresivo
  • Falta de opciones de personalización
  • Algún que otro fallo en los controles
8
Genial
Jugabilidad - 8
Duración - 9
Tecnología - 7
Diversión - 8

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé la contraseña

Por favor, introduce tu usuario o email. Recibirás un link en tu correo para crear una nueva contraseña.

Registrarse